“No chupo pollas”

Así empezaba un artículo que alguien compartió en Facebook hace unos días. La autora es Alison Stevenson y lo publica en VICE. El titular me llamó la atención (a mí me encanta comer penes), por lo que lo empecé a leer para saber qué le lleva a ella a no querer metérselos en la boca. Recojo en este post algunos fragmentos de esa publicación y los comento.

Sigue leyendo